martes, diciembre 06, 2016

PABELLÓN DE CHINA

Arquitecto: Wang Song Jiang

El pabellón en 1992
Fuente: Álvaro Pinel


 El Pabellón de China se encontraba situado en la Avenida 5 o de los Arces, actual calle Charles Darwin, entre los pabellones de Bulgaria-Polonia y de la Cruz Roja y la Media Luna Roja y frente a los pabellones de la Promesa y de Kuwait.

El edificio que representó al gigante asiático estuvo compuesto de módulos prefabricados, acentuando su carácter efímero. Su estructura de dos plantas y planta rectangular fue importada desde su país de origen por piezas y ensamblada en la Isla de la Cartuja. Su fachada, de cristal azulado entre paredes blancas, destacaba por el gran pórtico principal, que imitaba el de los palacios chinos imperiales. Junto a ella, dos leones de mármol daban la bienvenida al pabellón.



 Lo primero que el visitante observaba al entrar en el pabellón era un gran tapiz tejido a mano con motivos de la Gran Muralla china. A continuación, se visitaba la parte de la antigua civilización, donde se presentaban los cuatro grandes inventos de la China antigua: el papel, la técnica de impresión, la pólvora y la brújula. Así, podían observarse diversos tipos de brújulas de antiguas dinastías, mapas de navegación marina de la dinastía Ming, la estatua de Cai Lun (inventor del papel), reproducciones de cañones de bronce, además de aparatos científicos como una esfera armilar, un sismógrafo o gran cantidad de cerámica y porcelana antigua y contemporánea.

Tras esta sala, se visitaba una representación de un jardín chino, ejemplificando la jardinería china con techos hexagonales, pequeños riachuelos y senderos. En la siguiente estancia se pasaba a la zona de la ciencia y técnica moderna del pabellón, donde se repasaba la historia aeronáutica china, vigente desde 1956. Se podían observar maquetas a escala de cohetes y satélites de origen chino, como el Changzheng II, el primer satélite artificial de China.

Representación del pabellón
Así mismo, se podía disfrutar de la gran variedad de creaciones artísticas y artesanales del país asiático, además de poder observar, mediante demostraciones en vivo, la elaboración de éstas por maestros artífices chinos.

Por último, el pabellón contaba con una sala de proyecciones de pantalla circular 360º donde se proyectaba la película "Visita a los lugares famosos de China", donde se mostraban imágenes de paisajes y lugares pintorescos de la región, así como muestras de la cultura y vida actual del pueblo chino. Como complemento, existía una tienda de recuerdos y un restaurante donde se podían degustar los platos típicos asiáticos.

No hay comentarios: