domingo, febrero 21, 2016

Visita al Complejo Monumental "La Cartuja"

    La “Asociación Cultural Sevilla Exposición Universal”, debutaba esta mañana de sábado con su programa de visitas guiadas para este año 2016. Finalmente, las condiciones climáticas han acompañado, y una mañana espléndida nos daba la bienvenida a las puertas del Complejo monástico de Santa María de las Cuevas, monumento protagonista en nuestra actividad cultural.


     El objetivo era conocer las diferentes etapas históricas por las que ha pasado este conjunto. Desde sus inicios como cenobio, hasta su inclusión dentro del proyecto de la Exposición Universal, pasando por sus etapas como castro napoleónico y fábrica de loza. Intentado solapar y relacionar cada una de ellas, ofreciendo al visitante una valoración de cómo todo este patrimonio ecléctico nos ha llegado a la actualidad.


     Los guías David, Pedro y Juan Carlos, han realizado un completo recorrido por las diferentes zonas del espacio monumental. La cita era a las 11.00 horas en el arco de acceso del llamado Conjunto de Afuera, otrora Pabellón Real de Expo’92, y entrada actual al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC).
     Tras una breve introducción sobre los fines de la asociación, la visita y la relación del monumento con la Exposición Universal, el itinerario continuó frente a la edificación barroca de Ambrosio de Figueroa y la Capilla Real, para luego salir al exterior y conocer las diferentes curiosidades de los jardines, haciendo parada obligada frente al Pabellón del S.XV.


     La visita continuó accediendo al Conjunto Conventual, donde conocimos el estado actual de las dependencias de los monjes de la Orden de San Bruno, destacando su iglesia gótica, que albergó los mausoleos de importantes familias como la de los Colón, y la de los Afán de Ribera, destacando los sepulcros renacentistas de éstos últimos.
    Los detalles del patio mudéjar y del refectorio, continuaron con la salida al claustro grande o claustrón, donde están ubicados los populares hornos-botella, testigos mudos de la etapa fabril de los Pickman. Lugar idóneo para conocer toda la historia de la transformación del cenobio en factoría de loza durante el siglo XIX.


    La conclusión de la visita se realizó en la huerta grande del conjunto, donde nos despedía un intenso cielo añil, no antes sin contemplar el “Memorial del agua” y el bello patio porticado de la antigua casa prioral.


     Desde “Sevilla Exposición Universal” queremos dar las gracias a todos los asistentes a este acto cultural. Con el deseo de que les hayan sido de provecho nuestras explicaciones, y que sobre todo, hayan conocido un poco más el patrimonio que alberga nuestra ciudad.