martes, julio 11, 2006

MOBILIARIO URBANO ( II )

LUMINARIAS modelo "Lucero gran altura"

Estas enormes luminarias fueron diseñadas por Santiago Miranda y Perry King. Su forma evoca el signo del infinito que aparece en el escudo de Sevilla, el NO8DO. Fueron diseñadas de tal manera que aunque tienen gran altura y son bastante visible desde cualquier parte del recinto, no resta importancia a los edificios de la muestra, ya que su forma simple y delicada y su color blanco aporta estilo sin resultar recargado.

Están situadas en los antiguos aparcamientos de la zona  y en la zona sur del recinto, concretamente en la extinta Puerta del Guadalquivir, donde han sido repuestas tras una restauración integral. Ninguna de ellas está en funcionamiento, pero se conoce que muchas de ellas tienen aún sus luces en buen estado al hacer pruebas de 
funcionamiento recientemente.


PÉRGOLAS


Sin duda el elemento de mobiliario urbano más innovador de la Exposición Universal, se montaron para proporcionar frescor y sombra a los visitantes. 

Contaban con abundante vegetación y un sofisticado sistema para pulverizar agua.En la actualidad se podria decir que ninguna de las pérgolas que quedan en la Isla de la Cartuja hacen la función que desempeñaban durante la Expo.

Apenas tienen ya vegetación en su parte superior, solo las que hay en la calle Tomas Alba Edison se encuentran en un estado más decente. Muchas de ellas fueron vendidas y ahora se encuentran en otras localidades de la comarca del Aljarafe. 









FAROLAS





Al igual que las luminarias descritas antes las farolas modelo "báculo"  , que proporcionan luz al recinto fueron creadas por Miranda y King y simulan frutos de árboles. Este modelo fue usado para zonas de carretera y avenidas principales. El modelo "lucero" se usaba para zonas peatonales más reducidas, así como jardines. Podiamos encontrar este modelo desde iluminarias de suelo, a pared y con mayor o menor numeros de brazos.





2 comentarios:

Rafa dijo...

Esta mañana he ido al rastrillo que se coloca junto a las grandes pergolas, era mi primera visita a ese lugar, un lugar tan triste, no visite la Expo en su día pero me hago una idea de lo que fue y viendo como esta todo ahora. Me entra una pena muy grande de como se ha dejado algo tan bonito, tan interesante como aquello, ahora es un vertedero y algo muy muy triste. Que pena de verdad que si. Enhorabuena por el blog, que cruda realidad.

Anónimo dijo...

¿Dónde puedo encontrar la segunda farola?
Gracias.